ojo - Copy

Lima tendrá que cerrar los ojos / Lima se infectará en un abrir y cerrar de ojos

El proyecto ‘Maldeojo’ nace de la colaboración entre José Aburto y Sebastián Burga para una exposición colectiva con motivo del centenario del nacimiento de Marshall McLuhan, presentada en setiembre del 2011 por la Fundación Telefónica y Alta Tecnología Andina (ATA) llamada Ciudadano expandido: El futuro es hoy, exposición curada por el Dr. Victor J. Krebs que busca generar una reflexión acerca de la forma en que los avances tecnológicos influyen en nuestros modos de vida.

Bajo la normativa de crear algo futurista para la muestra y siguiendo la línea provocadora de hacer proyectos embusteros, los artistas hicieron la publicidad de una película que no solo rompiera con los esquemas de lo que se espera del cine nacional sino que también intentara exprimir los nuevos recursos tecnológicos aún desaprovechados.

Maldeojo es un filme de terror ambientado en la ciudad de Lima sobre un extraño virus letal que se transmite a través de la mirada y que se empieza a propagar rápidamente en la sierra del Perú, amenazando con infectar la capital y a sus habitantes como en una taquillera película de epidemias. La película satiriza los problemas de la Lima dividida de los años 80 en que los limeños se sentían invadidos por los inmigrantes provincianos. 

 

La historia comienza con un grupo de mineros que habían sido dados por muertos después de un derrumbe en el interior de una mina en Cerro de Pasco. Ante la sorpresa de todos, los mineros son encontrados con vida meses después en unas cavernas misteriosas y llevados a un hospital para un breve examen médico. Unos días después de que los dejan ir, descubren que los mineros son portadores de un virus letal que se transmite a través de la mirada y que después de varios días se manifiesta como una monstruosa deformación en los ojos que les permite ver en la oscuridad.

Se trata de un virus complejo, difícil de detectar en sus inicios, que se empieza a propagar por toda la sierra del Perú. A falta de organización y medidas para contener esta plaga, la gente de la sierra empieza a huir hacia Lima por su propio bienestar y el de su familia. Los limeños los declaran en cuarentena e intentan detenerlos a toda costa, poniendo barricadas y controles militares que impiden el ingreso a la ciudad. Lamentablemente los inmigrantes recurren al ingenio peruano para atravesar las fronteras y terminan trayendo el virus a la ciudad. Las propiedades de esta enfermedad, y la facilidad con que se transmite, convierten a Lima en una pesadilla.

Al final los pocos sobrevivientes ‘blanquitos’, sin la posibilidad de acceder a otro país dadas las circunstancias de la plaga, deciden refugiarse en Asia y poco después no les queda otra que zarpar en un barco hacia la nada y abandonar el territorio peruano sin saber que una de las sobrevivientes más acomodadas lleva una empleada infectada en su camerino.

El mal de ojo es una superstición según la cual una persona tiene la capacidad de producir mal a otra persona sólo con mirarla. En la trama de esta película, la superstición se traduce en una enfermedad que se posesiona de la gente y que, como en muchas películas de epidemias, guarda un significado místico. Es como una venganza indígena que aguardaba oculta en una cueva bajo la forma de un virus desde la época de la conquista, una revancha esperando su momento para estallar.

3 de los 4 posters son una intervención de las fotos de Martin Chambi, reconocido por sus fotos de profundo testimonio social, histórico y étnico a mediados del siglo 20, que retrató a la sociedad agraria y urbana de los Andes. Su trabajo resulta muy conveniente para el proyecto pues más allá de ser uno de los fotógrafos que arrojó las primeras imágenes de campesinos autóctonos al imaginario colectivo citadino, sus retratos en blanco y negro tienen ya de por sí una carga tétrica.

maldeojo4

Dado que el concepto de esta película es la polarización social, los pósters han sido realizados mediante la técnica de la estereoscopía que se utiliza regularmente para superponer dos imágenes con la intención de generar un efecto de 3D al usar anteojos con filtros de colores diferentes en cada ojo. Nosotros usamos esta técnica para superponer dos visiones diferentes del mismo sujeto, una visión terrorífica en azul y otra pacífica en rojo, cada una visible en un ojo diferente del espectador. Intervenimos esta herramienta típicamente cinematográfica buscando expresar la metáfora de las dos sociedades superpuestas de la manera más clara posible.
224752_453187581370827_567288071_n

De la misma forma, el reparto está dividido en dos equipos, ‘blanquitos’ y ‘cholos’. El reparto de cholos esta conformado por algunos de los actores de razgos indígenas más destacados (por no decir encasillados) como Aristóteles Picho y Magaly Solier, mientras que el reparto de blanquitos cuenta con actores gringos como Nicole Kidman o Matt Damon, por hacer alusión a las películas de Hollywood que son las que definieron este género cinematográfico. Unos personifican a las víctimas acomodadas que huyen del contagio; y los otros a la plaga de seres infectados.

Flat / Proyecto ‘Balcones de Lima’

Flat TextEl proyecto ‘Balcones de Lima’ consiste en la instalación de 8 vallas ‘Flat’ cuadrangulares de 2.5 de ancho x 2.6 metros de altura sobre el área central de ‘La Plaza Mayor de Lima’. Estas vallas, llamadas pantallas Flat, contarán por un lado con reproducciones a escala de los balcones y fachadas más característicos del Cercado de Lima. Por la espalda estas pantallas Flat tienen empotradas unas casetas tipo kiosko con una puerta trasera pequeña que permite el ingreso y una banca en el interior. Los balcones reproducen la fachada de las casonas solo por su parte exterior. Por adentro será solo un cubículo con acceso a las ventanas de los balcones. Una vez adentro se puede ver la ciudad a otra escala a través de famosos balcones como los del Palacio de Osambela, la Casa del Oidor, La casa Grau, etc. Las vallas serán colocadas frente a frente a 4 metros de distancia entre sí, aparentando ser casonas vecinas.

Hasta este punto es solo un proyecto museográfico y escultórico que nos da la oportunidad de apreciar estos edificios virreinales de una forma nueva y que hace un giro de 180 grados en nuestra manera de percibir la historia.

A la mitad del lapso de exposición de Centro Abierto, estas casetas serán ofrecidas a comerciantes reales (periodiqueros, anticucheros, chaperos, verduleros, etc.) para que vendan sus propios productos desde estos kioskos-balcones. Pienso que se convertirán en una atracción turística que jalará la atención de su público ya que también intervendrán la fachada con sus productos. También tendrán la responsabilidad de desmontar la ventana de los balcones cada mañana de sus días laborables para hacer el kiosko más accesible. 6 días antes de la clausura los comerciantes abandonarán voluntariamente las casetas con todas sus pertenencias, permitiendo a los turistas observar nuevamente los balcones originales pero cargados de nuevas vivencias, además de estar ya desgastados por el uso y el clima.

6 de estas vayas ya están construidas y serán proporcionadas sin costo alguno exceptuando el transporte. También se recomienda anticipar el trabajo de producción de las piezas para poder alcanzar mejores acabados en los balcones. Yo dirigiré a un equipo de carpinteros y artesanos haciendo una traducción del diseño original y simplificando algunas formas para facilitar el proceso. Las casetas pueden ser adquiridas en un depósito de casetas en la avenida Iquitos.

En los  años 1950 había un profesor italiano de historia del arte, que se enamoró de los balcones. Balcón que se tumbaban él los compraba a precios de remate y así llenó todo un galpón de los restos de los balcones. Hizo una campaña a través de periódicos para que la gente no los destruyera pero su idealismo chocó contra la realidad. Vargas Llosa escribió una obra de teatro sobre este soñador llamado Bruno Rosselli, el cual era conocido por  sus amigos como “El Loco de los Balcones”.

Como muchos saben, el estilo de los balcones es de origen morisco o árabe pues llegaron a nosotros a través de los españoles. La influencia de los árabes en España ha sido muy grande ya que estuvo invadida por ellos durante 800 años y la arquitectura barroca es uno de los elementos de inspiración árabe que trajeron consigo, junto con su idiosincrasia religiosa y represiva. Hace falta recalcar que la arquitectura islámica se ha llamado “arquitectura del velo” porque la belleza miente en los espacios interiores (los patios y los cuartos) que no son visibles desde el exterior con una perspectiva de calle. Además, el uso de formas grandiosas tales como bóvedas grandes, minaretes elevados, y patios grandes son pensados para hacer alarde del poder y cultura que se llegaron a alcanzar en muchas naciones musulmanas.

1. Casona Abierta

- La primera etapa del proyecto, que llamaremos ‘Casona Abierta’, es una ambientación de la ciudad limeña en su momento de auge. Estos cubículos detrás de las reproducciones nos acercan a la mirada de los virreyes que habitaba estos edificios y contemplaban la ciudad desde estos balcones herméticos. Evidentemente ocurre un juego voyerista al observar a los demás sin ser visto desde estas guaridas oscuras con apariencia de confesionarios. En esta etapa las casetas/balcones estarán abiertas al público en general y será un deleite para los turistas y sus cámaras que no se conforman con contemplar Lima desde afuera sino que también quieren contemplarla desde adentro.

2. Casona Tomada2. Casona Tomada

- Segunda etapa, ‘Casona Tomada’. Desde 1945 y a lo largo de las siguientes décadas se produjo un aumento significativo de las migraciones campo-ciudad. Lima sufrió una crisis de identidad significativa, una crisis que se sumó a la crisis económica y que tuvo su

clímax en la década del 80. Lima se vio dividida en dos clases sociales fuertemente contrastadas. Los limeños de ese entonces se sintieron invadidos por los inmigrantes ya que el centro de Lima fue uno de los distritos más afectados. Por un lado los alcaldes irresponsables lo descuidaron por completo, por otro lado los provincianos más pobres tuvieron que salir a las calles a ganarse el pan haciendo comercio ambulatorio. De este mismo modo transformaremos los modelos a escala de los balcones en puestos de trabajo. Sus fachadas serán cubiertas de carteles, avisos, revistas, periódicos, chizito

s, papitas o lo que sea que vendan, lo cual le dará a estos modelos a escala un carácter más expresivo y adoptarán el estatus de arte contemporáneo. Incluso creo que podríamos publicitar esta e
no tiene límites”, “vendedores ambulantes que vieron la oportunidad perfecta en estas casetas inútiles”, etc.tapa como si fuera una apropiación deliberada de las obras artísticas por parte de los comerciantes locales. “Y el arte fue tomado por el pueblo”, “la creatividad de los peruanos

3. Casona Abandonada

- Tercera etapa, ‘Casona Abandonada’. Esta etapa hace referencia al estado actual de la ciudad. Al final los vendedores se retiran y dejan las casetas como las encontraron, solo que ahora sucias y desgastadas por el uso, como lo que sería el tiempo presente de muchos de estos edificios históricos. Es importante aclarar que aquí no se trata de echarle la culpa ni al turismo, ni a los vendedores, ni a los alcaldes, ni a nadie por el estado actual de los edificios históricos, solo se trata de una obra perecedera que se deja afectar más facilmente por el paso del tiempo.